lunes, 8 de octubre de 2012

Don Angel Luis inocentísimo.

Un asesino como los demás (140)

Milagro!, los ruídos habían cesado en el piso de arriba. El loco entendió la advertencia de su vecina Felisa. Silencio... Quería silencio la gorda de abajo?, pues silencio!... Poco le faltaba ya para silenciar a la siguiente mujer. Repasó los recortes de prensa en los que se pormenorizaban los detalles de "sus" asesinatos de ancianas. "Ja, pronto caerá la próxima vieja estúpida!"
Crescenciano Cano Uribetxeberría, hijo de una mala mujer, la puta alcohólica Berciana, y víctima de su padrastro pedófilo Anastasio Hornillos, había terminado por creerse que él era el asesino en serie de ancianas, y ahora preparaba minuciosamente su próxima "ejecución": cuchillo, guantes, calzado silencioso, ropa oscura, pasamontañas, linterna...
"Ja, ja!, estoy deseando volver a ver los ojos suplicantes de una mala víbora pidiédome que la perdone la vida, ja, ja!"







La mejor defensa es un buen ataque

Don Angel Luis tomó la iniciativa desde el primer momento. Todo fue pisar tierra española y empezar a moverse en las direcciones adecuadas. Su nombre había aparecido publicado en la prensa de papel y en la digital. No estaba dispuesto a consentir tamaña iniquidad. Asesorado por un abogado de prestigio que había sido compañero suyo en el colegio, Don Dalmacio Seijas, puso sendas denuncias por difamación, perjurio, acusaciones temerarias, etc., etc. contra Purificación Castro Allendelagua, Flabio Oriñón y Tele 10. Y en el Defensor del Menor denunció el acoso al que estaba siendo sometido Manolín.
Pero eso no fue todo. En el barrio del Divino Pastor se mascaba la tragedia. No faltaron quienes querían lincharle o al menos romperle unos cuantos huesos. El imán de la mezquita dijo que para empezar no estaría mal cortarle las manos. Muchas personas le señalaban con el dedo y algunos jovenzuelos llegaron a increparle a viva voz. Pero el valiente asesino no se arredró y enfiló sus pasos con ligereza hacia el grupo de gañanes provocadores:
- Habeis olvidado muy pronto que esa tal Purificación está loca, soplapollas!... No la llamabais antes "la loca de la tele" y os reíais de ella?... Pues sabed que vengo ahora mismo de denunciar a esa mujer y al comemierdas del periodista que mandó a la tumba a María Cristina Peñaranda, el mismo intrigante que le ha recalentado los sesos a la vieja para facturar mucha publicidad en su televisión basura.
Casi tres docenas de transeúntes se habían apiñado alrededor de Don Angel Luis y sus "discípulos" y todos oyeron claramente el mensaje del hombre "ultrajado" Los jovenzuelos no contestaron. El valiente asesino estaba muy envalentonado porque había detectado la presencia de dos policías vigilando. En el caso de que los jovenzuelos hubiesen intentado agredirle, los policías no habrían tenido más remedio que protegerle. (Eran los inspectores Molina y Argoitia)


 ( El Imán Abdul Gandul también se posicionó en contra del sospechoso)

Con su hija Encarni tampoco se anduvo con miramientos. Ella colgó el teléfono cuando escuchó su voz, pero él la dejó un mensaje en el contestador en el que empleó un tono muy duro: "Encarni, eres una payasa por creerte lo que dicen una vieja loca y un periodista de la televisión basura. Y para que lo sepas: he denunciado en el Defensor del Menor el acoso que sufre Manolín. Espabila, Encarni, espabila!"
A la mañana siguiente salió a la calle con la camiseta de "Atrapen al asesino", eso sí, puesta por encima del jersey porque ya hacía fresquete en la península. Un par de cámaras de televisión le grabaron por la calle. No le importó que su imagen se hiciese pública, pero rechazó hacer declaraciones, tan sólo dos frases antes de perder de vista a los reporteros en el portal de su casa: "Esto es un atropello" y "El asunto está en los tribunales"
Don Angel Luis quería reivindicar su "inocencia", pero no le apetecía convertirse en otro bufón del mundillo telebasuril.
Y aquella misma tarde el inspector Churriguera llamó a la puerta de su casa. Le acompañaba la agente Felisa Calvo.

  ( Este reportero tuvo miedo del asesino y sólo le grabó desde lejos, como se graba a las famosas que se desnudan en sus yates. Muchos le increpaban y le grababan, pero también es cierto que otros muchos temían aproximarse )

( Continuará )


6 comentarios:

  1. Como el Giro de Italia, el giro a la derecha o a la izquierda de algunos políticos, etc. Pues sí, señor, Don Angel Luis se pone serio!
    Páselo usted muy bien lo que queda del lunes!
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  2. ¿El Defensor del Menor? ¡Uys! ¿De qué me suena a mí?...
    Vaya con el tipo este, ¿engañará a la poli? Una cosa es que no hayan pruebas, pero los indicios son aplastantes. Sólo faltaba el pobre loco de Crescenciano para acabar de liar la madeja y embarullar más el caso.

    ¡Ondia!, un iman proponiendo cortarle las manos. No, esto no cuadra, Don Boni, siendo las víctimas mujeres, lo normal sería que lo defendiera.

    Oooh... Churriguera y Calvo en acción. ¿Saldrán corriendo ante el enojo del "calumniado"?

    Y ahora una duda que me corroe: ¿Don Ángel Luis no sufre recortes en su pensión? Tanto viajar, hacer un regalo caro a su hija y poner demandas...

    ¡Hasta mañana! Y que los cacharros le funcionen ;D

    ResponderEliminar
  3. Doña Leona, está usted en todo, no se le escapa una, pero lo del machismo recalcitrante del señor imán me lo reservé para el capítulo 147, cuando la olla empieza a hervir tras el siguiente asesinato. Me pareció que podía resultar más gracioso que culpabilizase a las mujeres con un cuerpo aún en caliente.
    Pues no, el "calumniado" no se va a enojar con la pareja de polis, su estrategia ahora consiste en mantener el tipo con el nivel de cortesía adecuado, aunque en un primer momento, de cara al populacho, ha preferido mostrarse muy enojado.
    Lo del regalo caro a su hija fue con los ahorrillos y los viajes a Europa en avión salen hoy día más baratos - siempre que sea en low cost, por supuesto - que ir de Madrid a Barcelona. Y el "hotel" en Manchester se lo ahorraba en un principio.
    Gracias por todo!
    Salud completa! (A mi mañana me espera el médico, y yo no le he pedido cita, vamos a ver qué coño me dice )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues vaya con el matasanos... Igual le dice que deje de navegar por Internet, que le hace subir la tensión hasta la estratósfera con tantos problemas que le dan los cacharros.

      Espero que no sea nada malo.
      Voy para arriba.

      Eliminar
  4. Poca cosa, que tengo el azúcar más alto que el año pasado. Me ha mandado que tome doble ración de una de las pastillas.

    ResponderEliminar