miércoles, 18 de julio de 2012

Las horas finales

Un asesino como los demás. (75)

Purita, Goyita, Teresita y Paco eran una piña, se habían hecho intimísimos en los días que llevaban como novicios del FESG (Felicidad Eterna, Sí, Gracias) En los ratos de descanso, entre discurso y discurso del Maestro Salvador Guardiola, o entre rezos y rezos, hablaban de sus familias, de sus nietecitos, de los tiempos felices y tristes del pasado, de las locuras y desgracias de los tiempos modernos e incluso del asesino en serie de señoras mayores, el tema favorito de Purita y con el que tenía la oportunidad de ser admirada por sus amigos, que cualquiera no puede presumir de ser superviviente de un asesino en serie.
- Tú lo has dicho muy bien, Teresita, - habló Paco - somos "personas mayores" Es una vergüenza que en muchos programas de televisión se refieran a las víctimas como "viejas" Por lo menos deberían decir "abuelas"
- "Viejos sólo son los trapos" - arguyó Teresita de carrerilla, recordando el axioma aprendido cuando era una jovencita en los Coros y Danzas de la Sección Femenina.
- Yo no soy abuela - dijo Doña Purita (Purita a secas entre sus amigos) porque no tengo nietos. Ya os he contado que me quedé soltera y en aquel tiempo las solteras decentes no teníamos hijos. Y tuve mis pretendientes, eh! - dijo esto último desviando la mirada hacia el apuesto señor mayor Paco.
- Antes no era como ahora, verdad, Purita? - terció Goyita - Ahora todo es muy desenfrenado, los jóvenes ya no piensan en el amor, en el respeto, en el matrimonio..., sólo en el mete y saca, hala, venga mete y saca!
- Se ha perdido la vergüenza. - sentenció en tono grave Teresita.
- Lo que ocurre, chicas, es que ya no hay maestros espirituales como nuestro Amadísimo Maestro - apuntó Purita. - los sacerdotes vaticanistas son tan corruptos como los policías y los políticos. Tengo entendido que en la parroquia del Buen Pastor hay un cura que es pedestal. - Vio que no la habían entendido y se explico - Sí, chicas, uno de esos que les hacen cochinadas a los niños.
- Se dice "pederasta", Purita. - señaló Paco, que era el más culto.
- Sí, eso, como se diga, pues este cura les hace guarrerías a los niños, pobres criaturas!... Y no sé cómo le permite el obispo que se ponga a confesar, si está más sordo que una tapia!
- Esa gente dañina oye lo que quiere. - aventuró Teresita.
- Pues tendrían que excomulgar a todos los pedestastras, - prosiguió Purita  - pero, claro, los obispos los defienden porque son como ellos.
- Y os habeis fijado en lo feo que es el Papa? - preguntó Purita sin aguardar respuesta - Jesús, si la cara es el espejo del alma...
- Son demonios! - exclamó rotundo Paco - Por cierto, hoy te toca la limpieza a ti, no, Purita?
- Sí, me he comprometido a hacerla los miércoles.
Algunos voluntarios de entre los adeptos se turnaban en las labores de limpieza del Templo Angelical, un lugar que anteriormente fue almacén de frutos secos, local de ensayo de teatro de aficionados y varias cosas más. Y este miércoles le tocaba barrer y fregar a la buena de Doña Purita.




Todo estaba planeado. El local tenía una puerta trasera que daba a un callejón peatonal por el que apenas transitaba gente. La puerta era muy sencilla, bastaría una palanqueta para abrirla. Don Angel Luis sabía que Doña Purita, cada miércoles, acompañaba a sus amigas hasta un bar cercano y a los diez minutos regresaba sola al local con un café con leche en vaso de plástico. La esperaría dentro. Esos diez minutos era el tiempo suficiente para forzar la puerta, entrar en el local y localizar los fusibles. No podía fallar. Iba a ser su asesinato más fácil y el que le serviría para librarse por fin de aquella bruja entrometida.

(Continuará)

4 comentarios:

  1. Las cosas que se considerán "fáciles", acaban transformándose en un fregado de tres pares, ¡juas juas!

    ¡Que mejore el tiempo en la Perfida Albión, Don Boni!

    ResponderEliminar
  2. Este asesinato va a ser muy fácil también, ya lo verá, salvo que habrá un pequeño detallito que... je, je!
    Aquí el tiempo ni mejora ni empeora, es que es así!
    Buenas tardes noches!

    ResponderEliminar