lunes, 3 de septiembre de 2012

Doña Purita camino del estrellato

Un asesino como los demás (114)

Supuso que la señora aquella, la superviviente del asesino en serie, sería más comunicativa que la agente Felisa Calvo, aunque las referencias que tenía de ella no la inspiraban demasiada confianza. La tal Purificación Castro estaba integrada en una secta apocalíptica, una más de las que anunciaban el fin del mundo para el próximo 21 de Diciembre.

  

Confirmó también que disponía de escolta desde hacía unas pocas semanas. (Recordó que la escritora lo había dicho el día de la rueda de prensa y por eso decidió comprobarlo) Absolutamente inaudito, la policía pensaba que lo más fácil era que el asesino volviese a atacar a aquella mujer. Es decir, tenían muy pocas o ninguna esperanza de atrapar al mostruo antes de que ensangrentase nuevamente su cuchillo. La situación era demencial.
Detuvo el coche y la observó avanzar por la calle mientras tiraba del carrito de la compra. La seguía un gorilón de respetable estatura. No era un buen momento para exponerse a las miradas de la gente y el mal humor del adefesio gigante. La mala fama que le habían creado a raiz de la muerte de la escritora, aún flotaba en el ambiente. Su acercamiento a la señora Purificación debía ser cauteloso. La llamó a su número de móvil.
 

Doña Purita se internó por una calle peatonal, así que se quedó sin ver su rostro mientras hablaban.
- Dime, Teresita.
- Buen día, Doña Purificación, soy el periodista Flabio Oriñón. Qué tal está usted?
- Pues sí, debe ser usted otra persona porque su voz no se parece en nada a la de Teresita. Me llama de la agencia de televisión?
- Eh... "A qué se referirá?" Pues no, pero soy un hombre de televisión, hago reportajes y entrevisto a los famosos.
- A mi también me han entrevistado en la tele, sabe usted?, he sido "un poco famosa" como dice mi amiga Teresita.
- Lo sé, lo sé y...
- Y ahora estamos apuntadas a una agencia para ir de público a los programas que nos gustan. A mi me apetece ir a "Noche de Triunfadores". La chica rubia que canta eso de...
- Doña Purificación, por favor, me permite que la diga algo?
- Dígame usted, señor.
- Usted se merece algo más que estar de público en los programas. Usted tiene una historia muy importante que contar.
- Ya, lo del asesino, pues claro, pero ya lo conté unas cuantas veces, hasta que se cansaron de escucharme. Ya sabe usted, la gente me tomó por loca, pero cuando la policía se convenció de que yo decía la verdad, cambiaron las cosas. Y ese hombre intentó matarme otra vez, pero se equivocó y mató a mi amiga Goyita, que Dios la tenga en su Gloria a la pobrecilla. (Ver capítulos 75 y 76)
- Lo sé todo, Doña Purificación, por eso quiero hacerle una gran entrevista. A usted han intentado matarla dos veces y la policía no encuentra al asesino. Qué opinión le merece la policía, Doña Purificación?
- A mi?... Uy, pues que son unos cenutrios! Bueno, por lo menos ahora tengo un escolta y es un buen hombre.
Guarromán inclinó un poquito su altitud al entender que estaban hablando de él. Doña Purita bajó el tono de voz y se encogió un poquito. Oriñón estaba feliz tras comprobar que la testigo del asesino no estaba afectada de la fobia popular "anti Oriñón"
- Ya, pues todo eso me encantaría que me lo contase usted en mi programa televisivo "Usted es importante" Ha visto alguna vez "Usted es importante"
- Uy, muchísimas veces!... Anda, pues claro, usted es... ay, no me acuerdo ahora del nombre.
- Flabio Oriñón, ya se lo he dicho.
- Ay, claro, por eso me sonaba a mi de algo. Pero hace mucho que no ponen "Usted es importante"
- Volverá a antena con un programa especial dedicado a usted y al asesino de ancianas. Usted será la estrella de esa noche, Doña Purificación.
- Llámeme Doña Purita. Uy, cuando se lo cuente a mi amiga Teresita!

( Continuará )



5 comentarios:

  1. ¿Es tu madre, Periódico?...
    ¡Juas juas!

    ResponderEliminar
  2. Como no podía ser menos, la vieja ha caido en la trampa y ello nos deparará interesantes secuencias.

    ¿En el episódio 119 se ha metido el asesino en la garganta del lobo? Pues menudo trabajo tiene usted para evitar que se acabe la historia antes de tiempo, ¡por Tutatis!
    Oiga, póngale una correa, que ese tipo se le escapa de las manos ;D

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  3. Está usted muy contundente hoy, señor de la prensa!... Si prescindo de Doña Purita nos quedamos sin un personaje que da mucho juego.

    ResponderEliminar
  4. Tiene que durar, je,je!, en ello está la gracia del novelón, como el famoso "Fugitivo" de la tele, que duró sopotocientos capitulos y casi siempre estaba a punto de que le pillasen. Lo divertido y emocionante es que estén a punto de pillarle y no le pillen.
    Salud en cantidades industriales para todos!

    ResponderEliminar