sábado, 10 de marzo de 2012

Noticia que no lo es pero podría serlo.

La Conferencia Episcopal ha pedido al Gobierno que obligue a poner en las cajitas de preservativos anuncios alertando de la peligrosidad de su uso, lo mismo que se hace con el tabaco.
Los defensores de la moral católica han propuesto las siguientes frases: "No te condenes, hijo mio, los preservativos no son el camino para llegar al Cielo"; "Las autoridades religiosas advierten que el uso de condones perjudica seriamente su salvación eterna"; "El Niño Jesús se pone a llorar cada vez que usas un preservativo"




Búsqueda infructuosa




Empezaba a perder las esperanzas. Su posición era la correcta, en aquel y no en otro lugar es donde debería encontrarse.
Describió una elipse de varios cientos de miles de kilómetros con la vaga ilusión de que algún error en el panel de instrumentos de la nave le hubiese conducido a otro punto del Universo. Pero no, la proximidad del Sol confirmaba que era aquel el lugar exacto.
Se sintió deprimido por tener que ser él quien diese la mala noticia a los suyos. Con un gesto de impotencia abandonó el sistema planetario solar iniciando la ruta hacia Orión.
Decididamente, el planeta Tierra había desaparecido.

4 comentarios:

  1. Los preservativos no son el camino para llegar al cielo pero el camino para llegar al orgasmo sin temor a sorpresas desagradables y no contagiarse de ninguna enfermedad mortal que, irónicament te conducirian a la muerte (claro que al infierno y no al cielo). Lo segundo sería un alivio para muchos que habitan en otros planetas. Al paso que vamos acabamos con el nuestro y con los de los demás. Besos¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Besos enormes, Doña Murron!
    Infierno... Cielo... Qué cosas!
    A lo mejor usted y yo nos vemos en alguno de esos sitios. O a lo mejor el próximo papa es más civilizado y los suprime, como ya se suprimió el Limbo.

    ResponderEliminar