lunes, 3 de diciembre de 2012

Manolín Super Star

Un asesino como los demás (187)



     



Lo de Manolín tuvo un final feliz, no se rompió nada, aunque su madre intentó romperle la cara o las costillas o lo que fuese, y no hubo más remedio que apartar a la rebotada señora de su rebelde retoño hasta que se apaciguasen los ánimos. En comisaría les tomaron declaración por separado y cada uno defendió su postura. Encarni expuso su sospecha (o seguridad!) de que el verdadero asesino en serie era su padre, y que por eso no le permitía al niño que se reuniese con él.
"Maldita sea, si estas declaraciones las hace a la prensa, ya la tenemos liada otra vez" - Se lamentó en silencio Lopategui Serranillos, muy fastiado porque le iban a chafar su excelente plan "Crescenciano, asesino en serie", si bien ignoraba el jefazo que en estos momentos se habían asociado varias personas, entre ellas Sor Auxiliadora, para exigir "Justicia para Crescenciano", intentando transmitir a la opinión pública que el orate no era culpable de todos los asesinatos que se le atribuían y clamando contra la ineptitud policial. La asociación "Todos somos Crescenciano" ( un contrasentido porque todos se responsabilizaban al menos de dos asesinatos ) alcanzaría mucho protagonismo durante las siguientes jornadas, junto con las investigaciones sobre la tragedia del Madrid-Arena y la búsqueda de responsables entre los políticos de medio pelo ( los bichos gordos y la bicha gorda Ana Botella se cubrían bien las espaldas ) los organizadores del evento y las empresas de seguratas. ( Miguel Angel Flores, el capo organizador, ya había sido pillado en una mentira muy gorda sobre el número de entradas vendidas )






( Miguel Angel Flores, rey de los eventos madrileños, y una imagen de su última chapuza )



Manolín culpó a su madre de todo lo ocurrido y afirmó que "soy un niño traumatizado porque no me deja ver a mi abuelito" Para acabar de arreglarlo dijo lo que ya le había dicho a Molina, que el asesino verdadero era el tal Crispruciano, pero que su madre decía que la policía eran una pandilla de inútiles que no se daban cuenta de que el asesino en serie era el abuelo. ( No se lo dijo a él ni a Encarnita, pero lo escuchó cuando hablaba por teléfono con la tía Conver )
- Mi abuelo no es un asesino, mentira!, mentira!, mentira!... eso se lo ha inventado la loca de la tele, la vieja mala!
Se acordó con Manolo ( apareció por fin el padre taxista de Manolín ) que el niño no durmiese esa noche en su casa. Así que durmió en casa de la tía María Jesús, la hermana de Manolo )
Varios ministros en persona se pusieron en contacto con Lopategui Serranillos para advertirle que exigiese a la familia del niño el pago de los servicios de ambulancias, bomberos y policías. El jefazo prefirió comunicárselo a la interesada al día siguiente, la cual montó en cólera y despotricó contra el asesino de su padre, Manolín y el gobierno de la nación. También avisaron al Super Jefe de que les sería impuesta la medalla al mérito policial a Luceño y a Leganitos, pero que no había dinero para más helicópteros, y que no siguiesen derrochando combustible porque iban a terminar persiguiendo a Rompetechos con bicicletas.
- Ya lo sabe usted bien, jefe, - Le dijo el ministro De Guindos - aquí se aprieta el cinturón todo el mundo menos los banqueros y los obispos.

Don Angel Luis había seguido la aventura a través de Tele 10 y "nuestras múltiples conexiones en directo" ( machacona cantinela publicitaria para alertar a la audiencia de que había un niño candidato a matarse ) El asesino perfecto en ningún momento temió por la vida de su nieto porque se conocía el percal.





( Ana Mato, Ministra de Sanidad, le dijo a Lopategui Serranillos: "El que quiera ambulancias que las pague. El Jefe respondió: "A sus órdenes, Señora Ministra!", y pensó: "Bruja, más que bruja!"



La mente preclara del gran burlador de la sociedad y de su pasma maquinó durante todo el día sobre las consecuencias de la hazaña de Manolín . "Encarni va a ceder tarde o temprano, más bien temprano, y Manolín se pondrá a mis órdenes para informarme sobre la vieja. Se va a cuestionar en diversos foros que ese desgraciado al que han detenido no es el verdadero culpable de todos los asesinatos, pero la policía se aferrará a las pruebas que tiene de "sus" asesinatos, los dos que pueden demostrarse, para sembrar el beneficio de la duda. Recordarán al pueblo que a asesinos como El Arropiero o El Mendigo Asesino tampoco se les pudo juzgar por todos sus crímenes; Les interesa actuar de esta manera por muchas razones: No tienen ninguna prueba contra mi ni la tendrán; La vieja que me acusa ( única persona que me acusa ) se muestra cada día más payasa: su última aparición en televisión, cuando la entrevistó el gilipollas ese, fue de vergüenza ajena; Las denuncias que he puesto contra la arpía, el periodista mongólico y la cadena de televisión basura, juegan mucho a mi favor; También juega a mi favor que no me haya apuntado al circo mediático ( Llegó a recibir una oferta de Tele 10  - habiendo denunciado a la cadena! - de ni más ni menos que 10.000 euros, la misma cifra que pagó Tele 5 a la madre del "Cuco", pero para el super asesino el dinero no tenía la misma importancia que para otros hijos de puta sin delitos de sangre ) y que un nieto mio demuestre publicamente el cariño que me tiene; Y si al alguien le da por publicar cosas sobre la verdadera personalidad de Manolín, se le cae el pelo por tratarse de un menor; El hecho de que Manolín esté enfrentado a su madre también me beneficia, pues ayuda a desorientar un poco a la audiencia, "somos una familia", con sus más y sus menos, pero una familia, sin embargo Crescenciano es un loco solitario, un insociable, da más bien el perfil del Mendigo Asesino. Je, je!, yo no doy el perfil de asesino ni de broma, y eso lo sabe muy el jefazo de la policía y le jode un montón. El camino se está allanando para acercarme con el cuchillo a la puta vieja y despacharla de una puta vez. Vas a pagar, cabrona, por haberme incordiado tanto!"







La cabrona estaba a punto de declamar unos versos en el casting del grupo Bambalinas, cara a cara con el primer actor y director Don Graciano Hernando de Mendoza. Al igual que las grandes actrices, Doña Purita alternaba teatro y televisión, y vivía una vida de cine desde que se cruzo en su camino un asesino en serie. Vivía con la muerte en los talones!

( Continuará )

4 comentarios:

  1. Je je je... Encarni se ha plantado firme y dura como una roca. Esto es bueno, el psicópata enano y Lopategui Serranillos no lo van a tener fácil con ella para sus tergiversaciones. ¡Hurra!

    Está de moda asociarse hasta para cagar, ¡uf!
    Como usted dice, ni se dan cuenta de lo absurdo de su cantinela identificándose con el sujeto a defender.

    Anda que lo del Madrid-Arena es gordo. No escribo sobre ello porque no hay nada que añadir, la información aparece diariamente y pone los pelos de punta.
    Botella se irá de rositas como todos los sapos gordos. Un asco.

    El multiasesino se cree impune pero tarde o temprano tiene que cometer algún error y este será si mata a Purita estando preso Crescenciano.

    Abajo le he dejado un comentario.

    Que tenga un buen final de lunes.

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Lo de "todos somos fulano" siempre me ha hecho una gracia tremenda. Está copiado hasta la saciedad. Pasa lo mismo que con los ultras futbolísticos, de unos grupos a otros se copian las mismas cancioncillas imbéciles.

    No cabe ninguna duda, servirán de chivos expiatorios los mindunguis, los que reciben ordenes de arriba y dan por el culo a los de abajo, siempre ha sido así. En Estados Unidos o en Inglaterra la primera dimisionaria hubiese sido Ana Botella.

    Pasaré esta tarde por el ciber del barrio, antes de llegar a casa, y entraré en el debate. Ahora estoy en los quince minutillos del recreo.

    Viva la salud! (Quiere verme el médico con urgencia desde el viernes pasado, qué peligro!)

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno mezclar realidad y ficcion al mas puro estilo de la novela negra de calidad. ¿como van las estadisticas del blog?

    ResponderEliminar
  4. Hola, señor director!
    Aquí no hay estadística que valga, me leen muertos vivientes, je,je,je!

    ResponderEliminar